El Estado enfrenta grandes retos en el ejercicio de su rol como propietario de empresas estatales. En total, tiene participación directa en 109 compañías que operan en los sectores de transporte, energía, finanzas o petróleo.

“Este organismo recomendó que el Gobierno fuera el regulador y no el operador”, justificó en su momento el propio ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, al anunciar la venta de 32,5% que tiene en la empresa Colombia Telecomunicaciones (Coltel), la cual opera la marca Movistar, y que sería efectiva este mismo año.

De llegar a deshacerse de estas acciones en 2018, el Gobierno ya habría depurado motivado por la entrada del país a la OCDE la venta de cuatro compañías desde la expedición del Conpes. Según información proporcionada por MinHacienda, el año pasado vendió su participación en Yara (1,75%), Epsa (0,35%) y Sercofun (4,00%).

Telefónica descarta compra de Coltel

A pesar de que se había comentado que la propia Telefónica podría ser uno de los candidatos para comprar la participación accionaria del Gobierno en Coltel con el fin de ampliar su participación, el medio español La Información publicó que fuentes cercanas a la presidencia de la compañía liderada por José María Álvarez descartaron dicha opción y que “aseguran que se encuentran cómodos con la posición actual que mantienen”.

Por su parte, en el terreno local ya está formalizado el primer paso para vender 32,5% de las acciones a través de la Bolsa de Valores de Colombia. (Tomado del diario La República, de Colombia)