En noviembre próximo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) emitirá su informe final sobre la calidad regulatoria del Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones OSIPTEL.

El informe será el resultado de una evaluación que, a principios de este año, el OSIPTEL pidió a la OCDE, por iniciativa propia, con miras a mejorar sus estándares de desempeño institucional.
En lo que va del año, OSIPTEL ya ha recibido dos visitas de equipos evaluadores de la OCDE, con quienes ha revisado diversos aspectos, como principios de desempeño, transparencia, entorno institucional y organizacional.

La segunda visita se produjo en mayo pasado. En esa oportunidad, el grupo de funcionarios, de OCDE, integrado por Anna Pietikainen, James Drummond y Pillippo Cavassini, sostuvo una serie de reuniones con funcionarios de Osiptel y de las empresas operadoras de los servicios de telecomunicaciones, de quienes recibió información fundamental para el referido informe.

OSIPTEL es el primer organismo regulador y la primera institución pública del país en ser evaluada por la OCDE. El estudio, basado en la metodología PAFER (Performance Assessment Framework Economic Review), consiste, entre otros puntos, en comparar al OSIPTEL con las mejores prácticas de otros organismos reguladores de los países miembros de la OCDE.
Parte del proceso de evaluación involucra la revisión de los principios de gestión y de transparencia, así como la identificación de las áreas de mejoras y de oportunidades.

Sobre este trabajo, el presidente de OSIPTEL, Rafael Muente Schwarz, destacó que tendrá un impacto positivo en el mejoramiento de los estándares de desempeño institucional, para proyectarla a lo que la OCDE ha denominado un “regulador de clase mundial”.

De esta forma, las medidas que se implementen, siguiendo las recomendaciones de la OCDE, permitirán mejorar los procesos regulatorios del OSIPTEL.
La OCDE es un foro especializado en el que gobiernos de 35 países trabajan conjuntamente para compartir experiencias y buscar soluciones a problemas comunes en el ámbito económico, social y ambiental. Los miembros de la OCDE representan el 80% de la economía mundial.