Hasta hace muy poco, la decisión respecto de cuál sería el plan móvil[1] contratado estaba muy ligada a la oferta de equipos terminales que el operador brindaba al potencial cliente. Ya sea para contratar una línea nueva, renovar el contrato, o portarse de operador, el peso que los clientes le otorgaban al descuento en el equipo terminal podía ser incluso mayor al de los atributos propios del plan[2].

Ello se debe a que en los últimos años la estrategia adoptada por las empresas para captar y/o fidelizar clientes ha sido brindar descuentos excepcionales en los equipos terminales a cambio de que los usuarios firmen un contrato de permanencia de entre 12 y 18 meses. A esto se le suma el hecho de que las opciones para adquirir terminales móviles de vendedores independientes, distintos a los propios operadores, eran reducidas; además, estos vendedores no contaban con gran diversidad de equipos terminales y los precios de los mismos eran superiores a los ofrecidos por las empresas operadoras.

Sin embargo, una revisión exhaustiva de la oferta actual de equipos celulares en el Perú demuestra que los precios ofrecidos por las operadoras hoy distan de ser los más competitivos del mercado[3]; por el contrario, la oferta de equipos se ha expandido significativamente, haciendo que la competencia en precios favorezca a los usuarios.

Del análisis se ha encontrado que, en la actualidad, las tiendas de retail como Ripley, Saga Falabella, Promart, Plaza Vea, Hiraoka, entre otras, tienen una oferta cada vez más variada de equipos terminales móviles, y si bien ofrecen menos variedad de equipos en comparación a la oferta de las empresas operadoras, sus precios pueden llegar a ser menores a los de los operadores. Adicionalmente, existen market places en línea como Linio y Lumingo que también ofrecen equipos terminales a precios más reducidos que las empresas operadoras y tienen más variedad que las tiendas de retail antes mencionadas.

Esta diferencia en precios no solo se ha encontrado para los clientes prepago, sino incluso para los usuarios pospago, quienes estarían pagando un precio más alto al comprar el equipo terminal en la empresa operadora y, además, suelen firmar un compromiso de permanencia por un plazo forzoso (que suele ser de 18 meses) para poder acceder a un supuesto “descuento” ofrecido en el terminal.

Esta creciente dinámica competitiva en el mercado de equipos terminales responde, entre otras cosas, a las políticas pro competencia impulsadas por el OSIPTEL. Por ejemplo, el desbloqueo de equipos terminales y el relanzamiento de la portabilidad numérica móvil han favorecido la creación de un nicho de mercado para que cada vez más empresas distintas a los operadores móviles se sumen a la venta de equipos terminales. Así, la creciente competencia ha hecho que se tenga acceso a precios cada vez más bajos.

A su vez, esta mayor dinámica competitiva en el mercado de equipos terminales ha hecho que los operadores del servicio móvil modifiquen sus estrategias de captación y/o fidelización de usuarios, concentrando la competencia en los atributos de los planes contratados. Así, han lanzado promociones que duplican la cantidad de servicios otorgados en los planes, reducen la renta mensual, u otorgan beneficios extraordinarios. Estos beneficios son mayores al adquirir un plan que solo incluye chip; es decir, un plan donde el usuario lleva su propio equipo terminal. Esta modificación de las estrategias supone una ganancia doble para los usuarios pues tienen mayor oferta en equipos terminales (más centros de venta, mejores precios, más diversidad de equipos, etc.) y, a su vez, su servicio cuenta con menores tarifas y mejores atributos.

Ejemplos  de equipos cuya comparación con los precios en las tiendas de retail o market places muestran que las empresas operadoras presentarían precios más altos.

Fuente: Precios online de las tiendas de retail y market places y catálogo de terminales móviles de las operadoras.

Para mayor detalle pincha aquí, donde se analizará la oferta comercial demostrando que varios equipos pueden ser adquiridos a precios más favorables en tiendas de retail o market places. Así, el OSIPTEL recomienda a los usuarios informarse adecuadamente acerca de la oferta de equipos terminales antes de tomar una decisión de compra.

 


[1] Plan Móvil hace referencia a los planes que brindan servicios de telecomunicaciones móviles tales como voz móvil, internet móvil, SMS, acceso ilimitado a aplicaciones sin consumo de datos, entre otros.

[2] La última Encuesta Residencial en Servicios de Telecomunicaciones (año 2016) arroja como resultado que el 88% considera importante, muy importante o fundamental la oferta de equipos terminales para elegir un operador móvil. Del mismo modo, un importante número (cerca al 10%) respondió que eligió la modalidad contractual por las características del equipo ofrecido.

Al contrario, al consultarles si saben cuáles son las condiciones de sus planes contratados, muchos usuarios contestaron que no sabían. Por ejemplo, 1 de cada 5 usuarios contestó que no sabe la cantidad de datos que le otorga su plan. Lo que permite concluir que, efectivamente, el equipo terminal tiene un gran peso en la decisión del usuario, incluso más que las condiciones del plan contratado.

[3] Si bien este fenómeno viene siendo monitoreado por el OSIPTEL durante los últimos meses, el periodo de recolección de datos utilizado como ejemplo para la presente investigación ha sido del 1 de octubre al 8 de octubre de 2018.