El Internet móvil es uno de los servicios más dinámicos del sector y uno de los de mayor preferencia por parte de los usuarios. En ese contexto, las diferentes rentas en planes pospago que hay en el mercado se explican, justamente, por la cantidad de datos asignada, dado que los demás servicios (minutos y SMS) se ofrecen actualmente de manera ilimitada.

De acuerdo con la oferta del servicio que las empresas vienen comercializando, la velocidad máxima de descarga ofrecida bajo cobertura 3G (2 Mbps) es menor que la mínima ofrecida en cobertura 4G (3 Mbps).

Por empresa operadora, bajo cobertura 3G, Bitel ofrece la velocidad de descarga más alta (2 Mbps); mientras que, bajo cobertura 4G, Movistar y Claro ofrecen las velocidades más altas (hasta 10 Mbps)[1].

Según las cifras reportadas por las empresas operadoras, a inicios del despliegue de la tecnología 4G, casi la totalidad de centros poblados bajo esta tecnología se encontraban principalmente en la región Costa, seguida lejanamente por las regiones de la Selva y Sierra. Actualmente, cerca del 92% de la población de la Costa, 88% de la Sierra y 58% de la Selva puede, potencialmente, hacer uso del servicio de Internet 4G-LTE.

A setiembre de 2018, la cantidad de centros poblados con cobertura 4G ascendía a 21,228, cifra 12 veces superior a la existente en diciembre de 2015 (1,732 centros poblados). En términos de población, estos representan aproximadamente el 85% de la población.

Considerando la cobertura con tecnología 4G por empresa operadora, Bitel cuenta con el mayor número de centros poblados (16,353), seguido de Claro (8,506), Movistar (3,741) y Entel (3,631), respectivamente.

Con relación al uso del servicio, cada vez más abonados utilizan el servicio de Internet móvil a mayores velocidades, producto del acceso a tecnologías avanzadas. Así, en el trimestre 2017-I, el 55.4% de líneas en servicio accedía, como máximo, a tecnología 3G y un 36.6% a tecnología 4G (LTE).

En contraste, en el trimestre 2018-II, el 36.7% de las líneas con servicio de Internet móvil alcanzó como máximo tecnología 3G, mientras que el 58.1% de líneas accedió a tecnología 4G (LTE).

Dar clic aquí para leer el informe del OSIPTEL.

 


[1] La velocidad 1 de Claro y Movistar (5 Mbps) se refiere a la brindada en aquellos centros poblados que cuentan con cobertura 4G. La velocidad 2 (10 Mbps) se refiere a la que estas empresas denominan comercialmente 4.5G, la misma que es ofrecida en solo un subconjunto de dichos centros poblados.